Crónica Japón.- Internet se convierte en un instrumento para organizar suicidios colectivos en Japón



El 22 por ciento de los suicidas tiene menos de 19 años

TOKIO, 17 (EUROPA PRESS)

Internet se ha convertido en un nuevo instrumento utilizado para organizar suicidios colectivos en Japón, un país donde más de 34.000 personas se quitaron la vida en 2003, según la Agencia de Policía Nacional, lo que supone un incremento del 7 por ciento con respecto al año anterior.

El hallazgo esta semana por parte de la Policía de los cuerpos de nueve jóvenes de entre 20 y 30 años asfixiados en el interior de dos vehículos tuvo repercusión internacional y avivó el debate acerca de esta práctica, a la que los jóvenes recurren en ocasiones en grupos.

En año pasado, 34 personas murieron en suicidios colectivos organizados desde Internet y son ya 20 los fallecidos en lo que va de año, según la misma fuente. En la red no es difícil encontrar estos sitios, visitados por personas cada vez más jóvenes y en los que se encuentran pequeños anuncios, consejos, respuestas y manuales de suicidio.

"Tengo 15 años y he perdido las ganas de vivir. ¿Pueden darme una buena receta para morir?", aparece en una de esas páginas. "Se busca: cualquiera que quiera morir conmigo. Si eres serio, envíame si quieres un correo. Firmado Kenji, 35 años, en Osaka", reza otro pequeño anuncio. Junto a estos comentarios, aparecen largas exposiciones de motivos en los que se describen intentos fallidos de suicidios y se explica con detalle por qué los autores no desean seguir viviendo.

Los psicólogos consideran que los suicidios colectivos pueden ayudar a vencer el miedo o la falta de decisión a personas con esta tendencia, como parece que ocurrió esta semana en el suceso cerca de Tokio, donde las víctimas murieron tras inhalar el gas carbónico de los automóviles.

Un psicólogo citado por France Presse consideró "urgente que la sociedad introduzca reglas para impedir suicidios colectivos". "Debería haber cursos de educación (para concienciar) sobre el suicidio", indica otro psicólogo. En todo caso, las causas parecen ser complejas en un país en cuya literatura clásica abundan los ejemplos de suicidios colectivos, como el de la célebre historia de los '47 Ronin' (samurais sin jefe).

En un foro organizado por la BBC, los internautas se pronuncian sobre este asunto. Existe "una seria carencia de consejeros cualificados y psicólogos" en Japón, escribe Liz desde Nagano. "La gente de aquí con problemas no considera como una opción obtener la ayuda de un consejero para hablar sobre asuntos personales", continúa antes de señalar que "los amigos y los vecinos no se meten en la vida personal de los demás".

"¿No podríamos tener un sentido de la perspectiva?", se queja un británico que vive en Japón y que dice estar "rodeado de perfecta felicidad". "A través de concepciones sobre el harakiri y los kamikazes y todo esto se crea un gran tema mediático (...) No hagan comentarios prejuiciosos sobre una sociedad sólo porque nueve personas hayan decidido no morir solas. ¿Qué ocurre con los 126 millones (restantes)?", señala.

DIFICULTADES ECONOMICAS

Las dificultades económicas y el creciente sentimiento de aislamiento de los japoneses parecen estar contribuyendo al aumento de los casos de suicidio, según los expertos citados por las cadenas internacionales.

En concreto, los expertos consideran que los problemas de salud son la principal causa de las altas tasas de suicidio, junto con las presiones económicas. Tres de cada cuatro suicidas son hombres y un tercio tenía más de 60 años, según las estadísticas.

El propio primer ministro, Junichiro Koizumi, aseguró que no existen remedios rápidos para acabar con este problema, pero que su Gobierno no cesaría en sus intentos por mejorar la situación económica.

Mientras, el asunto tiene eco en los medios de comunicación internacionales desde bastante antes del suceso de esta semana. En mayo de 2002, la revista científica 'Lancet' ya apuntaba al fenómeno al hablar de "tabaco, bienestar y suicido" como los principales ejes de los planes sanitarios del país. Además, las revistas 'Newsweek' y 'Time' también han tratado el fenómeno en sus páginas.

TASAS ELEVADAS

Las tasas de suicidio en Japón figuran entre las más altas del mundo. En 2001 las estadísticas japonesas recogieron 31.042 casos, mientras que ese año en España se registraron 2.216 casos. De esta forma, en el país nipón hay un suicida por cada 4.250 habitantes, frente a uno por cada 16.000 en España.

Durante los últimos años, los altos índices de suicido se han atribuido al crecimiento del paro. Desde 1998 el número de suicidas al año no ha bajado de 30.000, cifra que coincide en el tiempo con el deterioro de una de las economías de referencia en el mundo. Sin embargo, las tasas de paro son superiores a las de Reino Unido, pero mucho menores que países como España.

Japón tiene la tasa de suicidios más altas del mundo industrializado, con 24,1 por cada 10.000 habitantes y tiene tantos suicidas como Estados Unidos, a pesar de contar con la mitad de población. El número de suicidas de 19 o menos años es del 22 por ciento.

Otras noticias del día 17 de Octubre de 2004

Japón Internet convierte instrumento organizar suicidios colectivos Japón


Noticias sobre Internet
Ver el archivo de noticias sobre Internet