P. Vasco.- Inclán: la receta electrónica conllevará 'importantes' beneficios para pacientes, médicos y farmacéuticos





Cree necesario establecer medidas de carácter estratégico para potenciar un uso más seguro y eficiente de los medicamentos

BILBAO, 6 (EUROPA PRESS)

El consejero vasco de Sanidad, Gabriel Inclán, presentó hoy en Bilbao el proyecto de implantación de la receta electrónica, un documento virtual (tarjeta) de prescripción y dispensación farmacéutica que, según explicó, "podrá evitar en un futuro la receta en soporte papel y que conlleva importantes beneficios para pacientes, médicos y farmacéuticos".

Inclán destacó que la prestación farmacéutica, además de ser una de las principales herramientas terapéuticas, supone la cuarta parte del presupuesto sanitario público de la Comunidad Autónoma Vasca (cerca de 600 millones de euros en 2004, contando el gasto por receta y la farmacia hospitalaria), por lo que consideró necesario el establecimiento de medidas de carácter estratégico "para potenciar una utilización más racional, equilibrada, segura y eficiente de los medicamentos".

El consejero señaló que el proyecto de implantación de la receta electrónica es una iniciativa incluida en el Plan Euskadi de la Sociedad de la Información, plan gubernamental que para Sanidad contempla, bajo la denominación e-Salud, varios proyectos como la Historia Clínica digital única, la Tarjeta Sanitaria Electrónica, los Sistemas Integrados de Información, el Portal de la Sanidad vasca y la Receta Electrónica.

Inclán explicó que este nuevo sistema se ha comenzado a desarrollar el mes pasado, como experiencia piloto, en los centros de salud y las oficinas de farmacia de Markina y San Miguel de Basauri, núcleos de población seleccionados porque sus flujos de población naturales hacen que prácticamente la totalidad de las prescripciones del centro de salud se dispensen en las oficinas de farmacia que participan en el pilotaje.

Según señaló, Markina cuenta con dos oficinas de farmacia, tres médicos de familia, un pediatra y una población de 4.700 habitantes, mientras que San Miguel de Basauri tiene una oficina de farmacia, dos médicos de atención primaria, un pediatra y una población de 4.200 habitantes.

En cuanto al funcionamiento del proyecto, Inclán explicó que el médico realiza la prescripción desde el ordenador de su consulta -conectado al sistema de Historia Clínica Informatizada Osabide que identifica a médico y paciente-, valida la prescripción, comprobando posibles interacciones e incompatibilidades, y realiza la solicitud de visado, en caso de que éste sea necesario.

La información es enviada a la base de datos central en donde se genera un número de prescripción único que identifica la receta con toda su información. El paciente acude a la farmacia de su elección (que puede ser cualquiera) y presenta su tarjeta sanitaria electrónica.

Si la farmacia elegida participa en el proyecto piloto, el farmacéutico identifica al paciente a través de su tarjeta sanitaria y valida la dispensación, generando un número de dispensación también único y unívocamente unido con el de la prescripción y, finalmente, realiza la dispensación del medicamento prescrito.

BASE DE DATOS CENTRAL

Inclán dijo que el sistema permitirá registrar en una base de datos central las incidencias que se puedan producir durante el proceso de dispensación, como la sustitución de medicamentos, y aseguró que cumple con toda la normativa en materia de seguridad relativa a la protección de datos de carácter personal, a través de su integración con el proyecto de Tarjeta Sanitaria Electrónica, única e intransferible, que garantiza las medidas de confidencialidad e integridad de la información adecuadas en el desarrollo de todo el proceso.

Precisó que el soporte papel de la receta médica no desaparecerá, ni en esta prueba piloto ni posteriormente, hasta que no se modifique la normativa estatal que obliga a la presentación física de la receta.

El tiempo de duración de esta prueba piloto está previsto que sea de nueve meses tras los cuales, si los resultados son, como espera el Departamento de Sanidad, positivos, estará en disposición de extenderlo progresivamente a otros centros de salud de la Comunidad Autónoma Vasca. Para ello, será necesario compatibilizar los sistemas informáticos asistenciales (prescripción) con los de las oficinas de farmacia (dispensación), mediante la integración de sus sistemas de gestión a través de la Base de Datos Central.

BENEFICIOS

El Departamento de Sanidad espera que la implantación de la receta electrónica le reporte al usuario una mayor comodidad cuando le prescriban medicamentos que requieren de visado previo a su dispensación, puesto que no tendrá que ir a recoger las recetas a los servicios de inspección, ya que este acto administrativo se realizará de modo electrónico en el momento de la prescripción.

Además, el usuario recibirá en su oficina de farmacia información puntual sobre las posibles interacciones e incompatibilidades de la medicación prescrita con otra que pudiera estar tomando, ya que el módulo de dispensación mejora y actualiza los programas existentes hasta la fecha en las oficinas de farmacia.

Esta herramienta permite generar elementos de colaboración entre los diferentes agentes implicados (médicos, farmacéuticos y administración), ya que las conexiones telemáticas permitirán establecer cuadros de diálogo para aclarar dudas y solventar problemas 'on line', lo que dota al sistema de una gran agilidad en el acceso a la información.

Inclán indicó que este sistema eliminará los posibles errores en la interpretación de la receta, ya que la lectura óptica del medicamento dispensado contrastará con la base de datos central la coincidencia con el prescrito, imposibilitando dispensaciones no coincidentes con las prescripciones.

Por su parte, al médico le permitirá disponer de información histórica de las prescripciones de un paciente, lo que, según Inclán, "redundará en la mejora del tratamiento farmacoterapéutico, unido al conocimiento del comportamiento de cada paciente ante la pauta medicamentosa instaurada".

El consejero destacó que este proyecto facilitará el establecimiento de medidas de racionalización del consumo farmacéutico, "ya que aporta los medios para una mejora en la gestión y en la calidad de la información tanto del paciente como de las características de la prescripción y dispensación" y permitirá a las oficinas de farmacia desarrollar su labor de atención farmacéutica "con una mayor agilidad y fiabilidad, lo que redundará en una mejor atención al paciente al disponer el farmacéutico de más tiempo para la realización de las tareas inherentes a una dispensación de calidad".



Otras noticias del día 06 de Mayo de 2005

P Vasco Inclán: receta electrónica conllevará importantes beneficios pacientes médicos farmacéuticos
Gobierno Valencia Ministerio Industria utilice denominación catalán valenciano web


Noticias sobre Internet
Ver el archivo de noticias sobre Internet