Fiscal cree justificado que una empresa leyera el correo electrónico de un empleado ante la sospecha de irregularidades



Archiva las diligencias que abrió tras la denuncia presentada por el trabajador, despedido por establecer relaciones con otras compañías

SAN SEBASTIÁN, 10 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía de San Sebastián estima que una empresa de Eskoriatza (Guipúzcoa) no vulneró el derecho a la intimidad de un trabajador al acceder a sus mensajes del correo electrónico. El representante del Ministerio Público considera "justificada" la medida porque existían "razonables sospechas" de que había cometido "graves irregularidades" en su puesto de trabajo, como era "la existencia de pactos o negociaciones" con la competencia.

Por ello, concluye que la compañía no cometió delito y archiva las diligencias informativas que abrió a raíz de la denuncia interpuesta en la vía penal por el trabajador. El denunciante sí consiguió que le dieran la razón en la jurisdicción laboral, en una sentencia emitida por el Juzgado de lo Social número 1 de la capital guipuzcoana.

Según recoge la resolución del fiscal, a la que tuvo acceso Europa Press, el denunciante trabajaba como director de exportación en la empresa, dedicada a la fabricación de cerradura. El 25 de marzo de 2004 fue despedido porque durante la jornada laboral "intervino activamente en relaciones comerciales y estableció contactos de intermediación" para otras empresas ajenas a la suya, todo ello "en su propio provecho e interés y a espaldas de la misma".

La compañía comprobó esos contactos en abril de ese año, cuando la gerente accedió, delante de un notario, a la información contenida en el ordenador que el denunciante utilizaba en la empresa, tanto archivos como a mensajes del correo electrónico.

El Ministerio Público señala que, según las pautas establecidas por el Tribunal Constitucional, esa medida fue "idónea" para el objetivo de la empresa de verificar si el empleado cometía irregularidades. También dice que fue "necesario", dado que difícilmente se podía comprobar la existencia de conversaciones "espúreas" con otras compañías si no se accedía al texto íntegro de los mensajes.

Estima que es una medida "proporcional" porque las indagaciones se limitaron al ordenador y no se extendieron, por ejemplo, a la línea telefónica.

El fiscal asegura que la actuación de la patronal "no obedeció al propósito de descubrir los secretos o vulnerar la intimidad" del empleado, puesto que la apertura de los archivos y mensajes se realizó "selectivamente" y ante notario, y el acta que levantó este último sólo contenía información de carácter profesional.

ESTATUTO DE TRABAJADORES

En base al Estatuto de los Trabajadores y el convenio para la industria siderometalúrgica de Guipúzcoa la Fiscalía concluye que el empleador "sí tiene derecho a examinar el contenido de los equipos informáticos" que le pertenezcan, siempre que lo haga "con el exclusivo fin de garantizar o fiscalizar su correcto empleo".

En ese sentido, concluye que en el caso denunciado no existió una "intromisión ilegítima en los derecho de la intimidad personal y al secreto de las comunicaciones" recogidos en la Constitución.

En todo caso, el fiscal propone que los trabajadores dispongan de una cuenta de correo electrónico para uso profesional y otra de carácter privado para así preservar tanto el deseo del empresario de que no se utilicen sus bienes para fines particulares, como la intimidad de los empleados. Dice que, desde esa manera, el empleador podrá controlar, en caso de "sospechas graves", el tiempo que emplea en cada cuenta de correo.



Otras noticias del día 10 de Mayo de 2005

IBM implanta Bangalore proyecto i comunidad cubrir brecha tecnológica municipios rurales
sector telecomunicaciones creció 8% 2004 impulso móvil Internet
Fiscal justificado empresa leyera correo electrónico empleado sospecha irregularidades


Noticias sobre Internet
Ver el archivo de noticias sobre Internet