La Guardia Civil detiene a seis personas tras detectar un nuevo sistema de fraude en Internet



SEVILLA, 21 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil ha procedido a la detención de seis personas --cinco rumanos y un español-- en el marco de la 'Operación Pankreon', en la que se ha desarticulado una red internacional de estafadores dedicados al fraude en la banca electrónica y en las subastas en Internet.

En rueda de prensa, el Jefe de la Unidad de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil, Juan Salom, señaló que la investigación se inició en mayo de este año, a raíz de varias denuncias de ciudadanos españoles y de la Unión Europea que habían sido estafados mediante falsos anuncios de venta de vehículos de alta gama, a través de la Red, y a precios muy bajos.

Los estafadores se anunciaban en las páginas de subastas y ventas más populares de Internet, tanto en España como en otros países europeos e, incluso, en Argentina. Conocedores del funcionamiento de este tipo de comercio, habían creado una falsa página simulando ser la genuina de una conocida empresa norteamericana, especializada en intermediación entre compradores y vendedores al actuar como garantes de la transacción.

El 'modus operandi', según la Benemérita, era sencillo, pues en el anuncio del supuesto coche en venta se insertaba un teléfono móvil de contacto, a través del cual se llevaban a cabo las gestiones de compra. Una vez que el interlocutor sabía la nacionalidad del supuesto comprador, le informaba de que el vehículo se encontraba en un país lejano, por lo cual tenían que abonar los gastos de transporte --oscilantes entre un 10 y un 25 por ciento--. Cuando se hacía efectivo este pago, el supuesto vendedor huía con el dinero.

AMENAZABAN O PAGABAN CON DROGA A LOS INTERMEDIARIOS

En esta investigación también se desveló como la organización estafaba mediante el sistema denominado 'phishing', la publicación en Internet de páginas web falsas de conocidas entidades bancarias a fin de capturar las claves de acceso a banda electrónica de los usuarios de la Red.

Los componentes eran expertos informáticos que no sólo diseñaban las páginas fraudulentas, sino que usaban servidores de correo comprometidos --'zombies'-- para llevar a cabo las campañas de envío masivo de mensajes conteniendo los enlaces a las páginas web.

Para disponer del dinero defraudado en las distintas modalidades investigadas, efectuaban transferencias bancarias a cuentas abiertas en España por sus 'mulas', en este caso compatriotas que habían sido captados exclusivamente para esta actividad mediante coacciones y amenazas a los familiares en Rumanía, o mediante el pago con pequeñas cantidades de cocaína, como sucedió con el ciudadano español.

Todas las actividades relacionadas con la duplicación de las web y el envío de 'malware' para comprometer los servidores eran realizadas desde Rumanía, si bien las órdenes de transferencia bancaria, así como la recepción de las llamadas relacionadas con la venta de los vehículos, se llevaban a cabo en España. En todos los registros efectuados se incautaron numerosos sistemas informáticos y efectos para la falsificación de tarjetas de crédito --'skimming'--.



Otras noticias del día 21 de Octubre de 2005

Guardia Civil detiene personas detectar nuevo sistema fraude Internet
Siete detenidos imputados menores edad difundir pornografía infantil través Internet
Comité Organizador Alemania 2006 prepara web especial venta cesión entradas
90% empresas empleados cuenta conexión Internet


Noticias sobre Internet
Ver el archivo de noticias sobre Internet